30 de diciembre de 2012

Las fiestas de Navidad

Este año con los alumnos de P5 he trabajado las fechas importantes de las navidades. Para ello les hice un libro explicando cada una de las fechas.
Empezamos con la dita del mes de diciembre: "El mes de desembre, el mes de les festes".
Explicamos que el día 22 empiezan las vacaciones de Navidad y se hace el sorteo de la lotería de Navidad. El 24 es la noche buena y en Cataluña cagamos el Tió. El 25 es el día de Navidad y cuando Papá Noel ha dejado, o no, sus regalos. Al día siguiente, el 26, es San Esteban y es festivo en Cataluña y es tradición comer canelones. El día 28 son los santos inocentes y se gastan bromas. El día 31 por la mañana sale "L'home dels nassos" (un hombre que tiene tantas narices como días tiene el año pero que sale el ultimo día a pasear  y tirar caramelos, con una nariz muy larga de juntar las 365 narices) y por la noche se celebra la noche de fin de año con las campanadas y las uvas dando la bienvenida al año nuevo que comienza el 1 de Enero. El día 5 de Enero es la cabalgata y a la mañana siguiente, 6 de Enero, miramos si han pasado a dejar regalos o carbón a los niños. Y para acabar el día 8 de Enero volvemos todos al colegio.
Ahora que estoy escribiendo esto me doy cuenta que se me olvidó poner que es típico comer el tortel de reyes el día 6.
(cuando volvamos de vacaciones os cuelgo el word, que en casa no lo tengo grabado)

En los colegios se hace siempre la carta a los reyes y se caga el Tió. Todos saben que viene algún día Papá Noel y otro los Reyes pero no saben tanto de las fiestas que se celebran en familia así que decidí recrear algunas en clase.
Empezamos haciendo nuestro propio sorteo de la lotería de Navidad. Les imprimí a cada uno un décimo donde tenían que escribir su número para participar. Pero ya que estábamos aprovechamos para hacer matemáticas así que aprovechando el día que venía la maestra de refuerzo les ayudamos a escribir su número dándoles a cada alumn@ una consigna diferente para que no fuesen todos iguales.
Las consignas eran un número por el que debían empezar (0, 1,...) y que números debían saltar (1 o 2). Los número a escribir eran del 0 al 9 por lo tanto al llegar a 9 debíamos seguir hacia atrás escribiendo los números del 9 al 0. Por ejemplo un niño que empieza en el 3 tiene que escribir de su número de 5 cifras el 3, después salta 1 y debe escribir el 5, después salta 1 y debe escribir el 7, después salta 1 y debe escribir el 9. Nos falta un número para tener un número de 5 cifras para el décimo de lotería así que como el último número a escribir es el 9 podemos hacer dos cosas (que deberéis haber decidido vosotros antes, es que yo  hice una y la de refuerzo hizo la otra). De nueve saltamos uno pero hacia atrás por lo tanto saltamos el 8 y escribimos el 7. La de refuerzo hizo que después del 9 venía el 10 que lo saltábamos y íbamos para atrás y escribía el 9.
El que empieza por el 9 es lo mismo pero empezando saltando 1 hacia atrás escribiendo el 9 después el 7, el 5,... obteniendo el décimo 97531.
Hay que valorar el nivel de cada niño sabiendo que consignas darles. A los que más dominan los números les daba el de saltar 2 o el de empezar por los números altos para tener que restar. A los que les cuesta les di la consigna de saltar 1 empezando por los números más bajos para intentar que no tuviesen que llegar al nueve y tener que ir para atrás. Yo esto lo he podido hacer así porque solo tengo 13 alumnos.
Al día siguiente hicimos el sorteo. En una bolsa pusimos todos los números escritos en papelitos y en otra bolsa puse papelitos con los premios. Yo hice que hubiese tantos premios como números pero ya habíamos explicado que en el sorteo de verdad (y vimos un vídeo en internet del sorteo real con las bolas y los niños cantando) la bola pequeña tiene los premios y cuando se acaban ya no salen más números de la bola grande (ellos me decían que si se guardaban los que no habían salido para el año siguiente para que les tocase algo y los que ya les había tocado no entraban, OJALA!). Puse un primer premio, un segundo premio, un tercer premio y el resto eran cuartos premios. Lo hice así porqué me despisté y se me olvidó que necesitaba los premios así que busqué esa misma mañana lo que tenía por casa y encontré una bolsa de globos y no me daba para hacer cuartos y quintos premios. Por lo que el primer premio eran 4 globos, el segundo 3 globos, el tercero 2 globos y los cuartos premios eran de 1 globo. En cada papelito había escrito la palabra globo con el número correspondiente delante. De uno en uno salían a meter la mano en la bolsa de los números y lo decían en voz alta (diciendo los números de uno en uno 9-7-5-3-1) y entonces el niño que tenía el décimo premiado levantaba la mano y le decían su premio sacando un papel de la bolsa de los premios. Estaban tan nerviosos por ver cuando salía su número y que era lo que les iba a tocar (porque yo en ningún momento dije los premios). Tal cual iban saliendo los números los íbamos apuntando en la pizarra en su categoría de premios.

En cuanto a las celebraciones en familia en clase recreamos la noche de fin de año. Di una nota a los padres explicándoles que el penúltimo día del trimestre celebraríamos la noche de fin de año en clase y que podían venir vestidos de gala para la ocasión y que si algún padre estaba interesado en ayudarnos con algo que hablase conmigo. Los padres se juntaron para poner un euro cada uno y comprar bolsas de cotillón para cada niño y zumos y lacasitos para hacer las campanadas. Así que llegado el día hicimos las rutinas como cada mañana y nos pusimos a montar nuestra mesa de navidad con su mantel, platos, servilletas y vasos. Desayunamos todos juntos y cuando acabamos hicimos las campanadas con un cd de villancicos que trajo uno de mis alumnos que tiene las campanadas grabadas en la última pista. Para cada campanada un lacasito que previamente nos habíamos preparado en unos vasitos de chupito de plástico que nos trajeron los padres poniéndose cada uno sus 12 lacasitos bien contados para que nadie tuviese de más ni de menos. Al acabar tiramos confeti y serpentinas y soplamos los matasuegras y nos pusimos a bailar música discotequera hasta que fue la hora de salir al patio.
Se lo pasaron muy bien pero también nos tocó la parte no tan divertida... Al volver del patio nos tocaba recoger todo lo de la fiesta y barrer todo el confeti!
Espero que mañana cuando lo vivan en casa recuerden lo vivido en la escuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...